Primer dia

Hola a todos/as que entren a curiosear estas páginas!

Me encantaría conocer historias de vidas anónimas, de gente como vos o como yo que, en algún momento, se plantaron y decidieron cambiar sus vidas.
Esta página esta destinada a todos aquellos que se siguen sorprendiendo con el ser humano y su particular manera reaccionar ante: el amor, la presión laboral, la muerte, el dolor, la esperanza, etc.
Mientras escribía me preguntaba: es lo mismo "patear el tablero" que "barajar y dar de nuevo? en que radica la diferencia? será que el hecho de "patear" implica una acción impensada, instintiva y por lo tanto desconocemos las consecuencias? El "dar de nuevo" implica necesariamente que las cartas sean mejores? No se...lo estoy pensando...y vos? me interesa que pensas vos.
Gracias por leerme!

miércoles, 8 de diciembre de 2010

testigo del terror ajeno

Hoy, dia de descanso y sosiego para muchos, ya que es feriado, presencié de manera fortuita un episodio, que para muchas personas tal vez sea normal. Hoy presencié el maltrato físico y verbal que un hombre ejercía contra una mujer, a la que supuestamente amaba y había eligido para que formara parte de su vida.
Hoy apostada en la terraza de mi casa pude oir como las voces de tres personas tomaban alas y se exparcían por todo el barrio, que a esa hora de la tarde, durante la siesta, la claridad de las palabras eran inconfundibles. Los protagonistas fueron la madres, la hija y el yerno, ¿el motivo? seguramente nada que justifique semejante reacción.
Ví de que manera este hombre a los gritos hacía entrar en su auto a su mujer, donde en el asiento trasero estaban los 4 hijos -dos de ella y las dos de él- Escuché con que brutalidad le repetía una y otra vez: "callate!!! o ¿querés que te vuelva a pegar?" ... ¿Qué te vuelva a pegar? ¿Ya lo había hecho? ¿delante de los hijos y de la suegra? ¿qué pensarían esos chicos? Ví en sus caritas el susto y la incredulidad.
No sé como habrá terminado todo. Cuando el auto pasó por frente mi casa sólo se escuchaba la voz de ese hombre que repetía con una frecuencia abrumadora: "callate! o ¿queres que te vuelva a pegar?", mientras ella simplemente agachaba la cabeza y se tapaba la cara con el cabello, avergonzada  e indefensa.
Les confieso que quedé muy angustiada. Y creo que se debe al hecho de que conozco a esa mujer y merece todo mi respeto. Muchas veces escuchamos hablar de violencia doméstica o violencia familiar pero siempre los protagonistas tienen  rostros desconocidos, como de fantasía. Esta vez ese rostro adquirió forma y tiene nombre.
Me preguntaba porqué esta mujer permite eso, porque sus hijos tienen que presenciar que alguien extraño maltrate a su mamá. Tambien me preguntaba porque ella no patea el tablero y sale de esa situación. Éntonces recordé que es mucho más fácil solucionar el problema de los demás que los propios. Patear tableros, más en este caso en particular, requiere de mucha fortaleza, asesoramiento, apoyo.
También pensé en mí como espectadora. ¿Habré adoptado una posición cobarde? ¿Me ubiqué del lado del famoso "no te metás"?  No, no fue eso. Primeramente fue sorpresa y cuando quise reaccionar el auto ya estaba cruzando la bocacalle. Creo que esta vez voy a salir del rol de simple espectadora: voy a hablar con ella aunque lo que le diga despierte su enojo o su malestar. No quiero incomodarla sólo quiero que sepa que no está sola y que hay una salida. ¡Esta vez el tablero del "no te metás" lo mando a la mierda!

2 comentarios:

Angie dijo...

Ivana:
Otra vez yo! Que loco todo es a veces verdad? Vos lo miras de afuera y parece una película, pensas... esto no está pasando!!!
Pero pasa si y todos los días, no solo en la forma física, también en la forma verbal.
Tener amigas que han pasado por esto y haber experimentado cierto nivel de agresión durante mi divorcio, me permite comentarte que a veces hay que tomar cartas en el asunto, hay que enfrentar lo que no te corresponde para salvar a alguien.
Muchos dirán... que exagerada!!!
Nunca has sentido la incapacidad de defenderte ante alguien que te zamarrea o te grita a viva voz en la cara, tan cerca que sientes que te va a morder?
Nunca te han amenazado de muerte con los ojos vidriosos y ciegos de rabia?
Nunca te han golpeado dándote una cachetada o un empujón o te han molido a golpes, solo para demostrarte quien manda, quien tiene la razón, quien tiene la última palabra?
Nunca te han agredido verbalmente al punto de denigrarte de tal forma como para dejarte paralizado de terror y sin la capacidad de emitir palabras para defenderte.
Exagerada? Cómo se puede exagerar sobre esto?
No estamos hablando de la violencia que uno experimenta en un ataque sexual o un robo efectuado por desconocidos...
Estamos hablando de tu familia, estamos hablando de tu compañero de vida, estamos hablando de tus padres, estamos hablando de tus hijos...
Cuántas cosas pasan a nuestro alrededor y nadie las ve!!!
Cuánto silencio mantenido a fuerza de un puño cerrado!!!
Cuánta tristeza, cuánto dolor, cuánta impotencia!!!
Sí, hay que tomar cartas en el asunto, claro que si!
Al menos hay que hacer el intento de sacar a la persona agredida de su letargo, de esa parálisis que le puede costar la vida...
Todos tenemos derecho a vivir dignamente...
Somos hijos del Homo Erectus, no volvamos a encorvarnos... Sigamos de pie y con la frente en alto...
Hoy es mejor que ayer y mañana va a ser mejor que hoy, porque siempre, siempre hay esperanza...

Ivana dijo...

Gracias Angie por compartir conmigo este espacio! Leí y sentí cada una de tus palabras y creo que NADIE está ajeno de vivir estas situaciones NUNCA. A lo largo de la vida, desgraciadamente nos topamos con ellas y no siempre estamos capacitados para enfrentarlas. Sólo tenemos que ser concientes de que el miedo paraliza y lo que menos se necesita en estas instancias es estar paralizadas/os. Afortunadamente hoy por hoy el tema tiene otro tratamiento y hay mucha gente capacitada trabajando en favor de la dignidad y de la felicidad de otros. Eso es lo que tenemos que transmitir a quienes necesiten una luz de esperanza.
Nuevamente gracias por leer y estar! Me hice "seguidora" de tu blog pero no pude entrar, jaa!
Besos Angie!!!